Multitasker Multitasker
Menu

LAURA FALERO



Laura nos recibe en su “casa-cuarto” de la Ciudad Vieja una tarde del mes de junio de 2017. En el espacio habitan cuatro amigos y Julito, el gato. “La casa es la única que vine a ver y única que alquilé”, su mudanza sucedió hace dos meses.

Luego de mostrarnos los lugares comunes y su habitación, tomamos asiento en el estar –que pronto será ocupado por un nuevo integrante-, mientras Julito juega con nuestras pertenencias. La casa está llena de relojes y todos marcan horas diferentes. Laura se ríe con frecuencia, su risa es alta y contagiosa.

Viene de un periodo de muchos cambios: luego de que falleció su padre, confiesa haber cambiado su percepción del mundo. “estuve un mes en silencio, ¿cómo hago para afrontar mi profesión ahora?”, se preguntó. Buscó consejos en otros artistas que atravesaron situaciones similares y cree poder estar transformando experiencias: “estoy utilizando todas las revelaciones que estoy teniendo a lo largo del duelo para poder crear cosas”.

Confiesa “estar a flor de piel las veinticuatro horas y desesperada por algo, buscando todo el tiempo, pensando, viviendo experiencias”, convirtiendo esto en su modo de vida. Siempre fue muy tímida e introvertida hasta que a los veintiséis años dijo “basta”, con la certeza de que sus sospechas de toda la vida eran correctas: un día todo explotaría en algo artístico. Desde pequeña estudió piano y canto, y cuando inició sus estudios en la carrera de Comunicación, comenzó a escribir formalmente. Se crió en un hogar con mucha sensibilidad para el arte en general: su abuelo era artista, su padre (Edgardo Falero, odontólogo de profesión) era músico de jazz –saxofonista- muy querido en el ambiente, fundador del conjunto “Saxofones por Cuatro”, integró la Orquesta Municipal de Canelones y participó en varios festivales de jazz de Argentina y Uruguay.

Laura nos muestra su cuaderno de apuntes, del cual se asoman hojas, fotos, negativos, dibujos de la serie que denominó “amigos travestis”. Luego nos dirigimos hacia la azotea de la casa, donde entre todos, llevan adelante una huerta, aunque es Germán quien más se encarga de cuidarla. Paseamos entre azoteas, haciendo fotos. De pronto Laura ve que hay hombres en la azotea del edificio de enfrente, que permanecen mirando hacia donde estamos y comienza a gritar con el puño en alto “momento cosificación” reiteradas veces. Los hombres huyen.

Volvemos al espacio común de la casa, techado por una enorme claraboya. Corre la claraboya para que podamos ver el cielo, celeste, lleno de nubes que pasan a toda velocidad y la casa “parece que volara”, dice. Pasamos un rato presenciando el espectáculo.

Esperamos que sea fuente de inspiración y conocimiento.

LAURA


LAURA FALERO

Comediante y comunicadora. Ha combinado el humor con la comunicación trabajando en radio, televisión y teatro. Egresada de los talleres dictados por “Club de Comedia” y en Buenos Aires, Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Cursó carrera de formación actoral en la “Escuela de Emociones Escénicas” a cargo de Angie Oña y ahora forma parte del equipo como Coordinadora y actriz del elenco fijo de la Escuela.

Estudió guion y narración y trabaja generando contenido de humor para diferentes plataformas, televisión, audiovisual, radio, teatro y contenidos digitales. Es comediante profesional hace 7 años en constante actividad realizando shows en Montevideo, en el interior, Argentina y Chile. Su primer unipersonal de stand up se llamó “Graciosa” con el que recorrió el país y el exterior. Produce e integra el show “Disculpa el Kilombo” en Bluzz Bar, de comedia under. También escribió junto a Jorge Esmoris “Esmoris Presidente” y presentó su columna “Laura Up” en el programa Rompkbzas en radio El Espectador. Ha realizado talleres de comunicación corporal y construcción de discurso oral en ANII, en Sinergia Cowork, ONU Mujeres y colabora con varios colectivos como Mujeres en el Horno, Cotidiano Mujer, La Secretaria de Genero de la IM, colectivos del LGTB, entre otros. Hace cuatro años que centra su comedia en desmitificar y cuestionar contenidos relacionados al género, el machismo, y la discriminación, desde su condición de militante y activista feminista.



Para conocer más sobre este artista hacé clic aquí